El cambio

Se ha escrito y se escribe tanto sobre lo que es normal que a veces se nos olvida que “lo normal”, es el cambio.

Y es que, amigos míos, el cambio es lo que siempre ocurre. Puedes pensar que la gente no cambia, que tu pueblo no cambia, que tus padres no cambian, que la suerte no cambia, que los jefes no cambian, que los amigos no cambian, que tu idioma no cambia, que los chistes no cambian, ni el vino… pero lo hacen. Todo lo hace y lo seguirá haciendo.

Porque si miras la historia (incluso la tuya, por corta que sea), siempre ha estado y estará llena de cambios. Llena de puntos en los que tu vida dio un giro y de momentos en los que eras de un modo y momentos en los que eras de otro. En los que te adaptaste o creaste un nuevo y diferente tu.

Yo ahora soy más pijo que antes, más aventurero también, al igual que gilipollas, un poco más listo quizá y seguro, bastante más “especial”. En realidad esto ha pasado y seguirá pasando, y no solo a mi. A todo y a todos.

Lo normal, es cambiar cada dos por tres.

Así que ya puedes olvidarte de aceptar clichés. De creer verdades como puños y de aceptar dogmas y procesos de pensamiento que acepten lo de siempre. De sentir que existe una única verdad, o que hay una para cada ocasión. Las respuestas siempre serán tan diversas como quienes formulen las preguntas.

Descubrir esos cambios y esas diferencias pueden incluso hacerte feliz. Y entenderlas, seguro te harán más sabio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s