Anillos de humo

humo

Me he despertado sintiéndome leve e innecesario. La noche de ayer me dejaron vacío de opinión y creí que dejando que el sueño me calmara podría volver a recomponerme. A sentir que no carezco de opinión por dedicar más tiempo a formarme una.

No soy feliz con eso. Con sentir que mi opinión no está lo suficientemente fundada y que no representa un compromiso. Mi compromiso. Prefiero opinar de modo que no pueda dar marcha atrás. De manera que construya algo a raíz de ella.

Creo que antes, debo olvidar en la medida de lo posible las ideas que pueda tener. Olvidar el arriba y el abajo, la izquierda y la derecha. Aceptar todo lo que venga de la manera más objetiva posible. Tábula rasa.

Una vez dentro tuyo, crea tu opinión, arguméntala y vive en función a ella. De lo contrario, tal vez no estés siendo tan fiel a tu opinión como pensabas. Tal vez tu opinión no sea valiosa, ni siquiera para ti.

Es cómo cuando descubres cómo hacer anillos de humo. Pudiste verlo y pensar mil veces en ello, pero la realidad es que no lo comprendías en absoluto. Hasta que los haces.

Y has de tragar humo para hacerlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s