Somos pocos

mesa

En mi casa, no usábamos todas las sillas del comedor ni en Navidad.

No había familia para llenarlas, somos muy pocos.

Así que te acostumbrabas a dar mucho amor a muy pocas personas.

Crecí así. Por eso, cuando me tienes, me tienes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s