Pilares

aussiegall en Flickr
aussiegall en Flickr

Estoy planeando un viaje, un viaje que me llevará muy lejos y del que pretendo no volver. Quiero emprender mi vida adulta en el extranjero, conociendo una cultura y sociedades ajenas a la mía. No tengo una razón determinada, tengo la oportunidad.

Por eso y desde que tomé la decisión de hacerlo, estoy evitando cualquier pilar.

Llamo pilares a esas cosas en la vida que te atan a un sitio o que dificultan tu movilidad. Una novia, por ejemplo, es un pilar, aunque dependiendo del tiempo que dure la relación es más o menos importante.  Un trabajo no lo es tanto, a no ser que lo veas como el último trabajo que vas a tener. Un coche o una casa también son pilares. Pilares muy grandes. Realmente los pilares no son ni buenos ni malos, lo que si hacen muy bien es atarte a sitios concretos.

De un tiempo a esta parte he ido aclarando mis ideas sobre qué pilares estoy dispuesto a asumir y cuales no. De momento he encontrado dos por los que dejaría en gran medida, mi vida de lado.

Uno son mis padres. Si tuviese que cuidar de ellos los pondría por delante de mis propios planes. Al fin y al cabo, es lo menos que podría hacer por ellos si me necesitasen.

El otro serían mis hijos. Aunque es cierto que en este caso no debería recaer sobre mi toda la responsabilidad, si se diese el caso, estaría ahí por y para ellos.

Ahora mismo no tengo ninguno de los dos, y tampoco ninguno de los grandes. Podría decirse que estoy en mi adultescencia. Y así se va a quedar.

Anuncios

3 comentarios en “Pilares

  1. otro que tiene en la cabeza el viaje sin retorno…
    (((que esta ocurriendo?)))
    lo has definido bastante bien.. los pilares…
    vuelaaaaaaaaa

  2. Seguro que todo te va a ir genial, yo estuve en el extranjero medio mes hace unos años en un workcamp y la verdad que fue una buena experiencia. Que tengas un buen viaje compañero!

  3. Sí…. irse lejos. ¡Lo anhelamos tantos! ¿Adónde? Lejos.
    Los pilares son mentales. Algunos atan tanto que encogen los pulmones, esos hay que dejarlos. Pero algunos no atan y cogen el corazón, esos, desde la distancia, se van regando.
    Un saludo samu, donde quiera que te halles!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s