El hombre modelo

BooWow en Flickr.
BooWow en Flickr.

Leí hace un tiempo que los hombres habían perdido el modelo a seguir. Que ya no existía un “ideal” que personificase lo que todos los demás querrían o debían ser. Perfecto, digamos que es verdad.

¿Qué habíamos tenido hasta ahora?

Tenemos, por supuesto, a los héroes de guerra. Tipos más o menos idealistas que defendían con su vida (o la de sus soldados), valores como la libertad o la igualdad de un pueblo. Representan el coraje, la determinación y creen ciegamente que pueden erradicar algo en esta vida. No hablaré de los tintes fascistas de aquellos que creen poder juzgar un pueblo, pero se hace evidente que, los que dejamos de pensar en la violencia como una solución, perdimos este modelo bien temprano.

Después están lo hombres exitosos, como Bill Gates ó Amancio Ortega. Tipos que inventan, copian, mejoran, maquillan o le ponen un lacito y nos venden cosas que nos hacen la vida mejor en algunos casos. Siempre pensando en su cuenta de resultados, eso es innegable. Estos tipos son como estrellas del rock de los negocios. Si lo que quieres es ser cocinero, posiblemente tu vida no se llene creando una empresa de venta por internet, sino un restaurante y llegados a ese punto, puede que ya no seas más un cocinero, sino un empresario. Hay sueños que no acaban creando empresas.

Los artistas, tocados por una invisible mano divina no sirven como modelo. O tienes el don o no lo tienes, aunque siempre puedes esforzarte hasta límites insospechados intentando que aflore lo que crees llevar dentro. Pero el éxito se alcanza en tan pocos casos y conlleva tantas cosas que no estoy seguro de que debamos tomarlos como modelo, al fin y al cabo, buscamos algo que pueda realizarse, que no sea escaso.

Por supuesto tenemos a los personajes inventados por el ser humano. James Bond, Superman o Jesucristo. Héroes tan alejados del mundo real que, literalmente, no son reales. No creo que haga falta decir mas.

¿Qué nos queda?

Lo mismo que teníamos antes de empezar, nada. Quiero pensar que el problema no está en que no existan modelos a seguir, sino en que la pregunta es errónea. Existiendo tantos tipos de vida, todas aceptables por sus protagonistas ¿necesitamos un modelo de hombre?, ¿nos hará mejores?, ¿más felices? Yo no lo creo. Supongo además, que todo esto no es un caso exclusivo de los hombres.

Pero esto os lo dice un tipo que, como todos, crea y pone en práctica su propio hombre ideal. Todo porque una vez, cometí el error de dejar que alguien pensara que yo era un modelo, y cuando descubrió la verdad, ambos aprendimos una dolorosa e inevitable lección:

Tú eres tu modelo.

Anuncios

Un comentario en “El hombre modelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s