El síndrome del informático

The planet en Flickr.
The planet en Flickr.

Una de las primeras cosas que aprendí de mi mismo es que no era capaz de decir “no”. Matizaré. Normalmente puedo decir no cuando me preguntan si quiero otra caña, un poco más de salsa o cosas por el estilo, pero soy incapaz de decir que no a cosas que involucran ayudar a más gente.

Siempre empiezo todo lo que se me pone por delante. Digo “si” con  los ojos cerrados a grabar un spot, a escribir en un blog, a cualquier trabajo que no tengo que hacer, a salir a correr, a ponernos a cocinar, a mover todas esas cajas del desván. Siempre digo si. En realidad no es del todo malo, siempre acabo metido en todo lo que puedo estar metido, entretenido y trabajando. Me encanta ser un tipo ocupado.

Es algo que me gusta y me disgusta a partes iguales de mi personalidad y de lo que estoy orgulloso pero que también me ha acabado metiendo en asuntos que cualquier otro no habría aceptado. Me gusta sentirme útil y mantenerme ocupado, pero al no ser capaz de distinguir entre las cosas que si me reportarán algún tipo de beneficio personal y las que no, me siento un poco, informático. Siempre disponible, siempre a una llamada de distancia.

Al menos ya dejé de formatear ordenadores de amigos.

Anuncios

Un comentario en “El síndrome del informático

  1. […] hay excepciones). Pero eso no quita que intentes todo lo que esté en tu mano. Ya hablé una vez de mi defectillo al decir siempre que si, a absolutamente todo, pero en el fondo me hace sentir vivo porque me acaba […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s